jueves, 19 de mayo de 2016

IURISDICTIO-LEX MALACITANA: XIII Jornadas de Direito e Psicanálise. Debate sob...

IURISDICTIO-LEX MALACITANA: XIII Jornadas de Direito e Psicanálise. Debate sob...: Título original Blindness Año 2008 Duración 118 min. País  Brasil Director Fernando Meirelles ...

lunes, 16 de mayo de 2016

Remake: La Tremenda Corte

lunes, 9 de mayo de 2016

El Necroderecho y el vitalismo jurídico desde el infrarrealismo



Por José Ramón Narváez H.

Para Foucault la tanatopolítica está representada en el siglo XX en el campo de concentración, como la particular forma de la biopolítica en la que el Estado supera su expectativa de manejar vidas del tipo zoe, para constituirse en fabricante de cadáveres. Esta idea ha fascinado a Agamben y Esposito quienes se han adentrado en el amplio y heterogéneo mundo foucaultiano, la cuestión es que la médula de esta noción se basa en el dispositivo jurídico. Podría entonces extenderse de inmediato la reflexión porque al menos en México, son las autoridades las que a través del derecho institucionalizan la muerte como mecanismo de control, obviamente con todo el peso de la reflexión sobre lo que significa para estos autores: morir, matar, generar cadáveres: la cuestión es que hay tantas coincidencias en el análisis de la tanatopolitica utilizada en el campo de concentración con los sinfines de fosas que existen en México. Cuerpos y cuerpos con los que el dispositivo jurídico tendrá que hacer cuentas a través del derecho a la memoria (bius), quizá una biusticia (biustice) para poder restañar heridas y permitir la vida.

Y discutiendo con los estudiantes el concepto, llegamos a la conclusión que es más efectiva la palabra "necroderecho" y entonces comenzamos a utilizarla en el análisis del contexto actual, sobra decir que la riqueza es inestimable, por el sinfín de respuestas críticas que hemos encontrado, ha servido para denunciar abusos de la llamada ciencia del derecho que parafraseando a Nietzche "se ligó las venas de la filosofía para no hacerse preguntas incómodas." 

El necroderecho subsiste como un modus operandi, como una actitud, como un sistema tiene al menos tres formas evidentes: una muy elemental que es la complicidad o la banalidad del mal, todos los operadores jurídicos ajustan la pieza inmediata de una gran maquinaria -similar a la de la Colonia Penal kafkiana- cuyos cálculos de subsistencia se basan en daños colaterales, chivos expiatorios, informes de minoría; que en el momento actual parecen demasiado altos en número, además se vuelven regulares (Estado de excepción permanente diría Agamben) y hacen que ninguna seguridad o contrato sean razonables, cualquier puede morir para el sistema subsista, no hay límites porque paradójicamente, para garantizar las libertades de unos cuantos, hay que violar las de todos los demás. 

La otra forma de existencia es más compleja porque consciente de ello el Estado calcula las muertes como una variable para que siga operando el sistema, por ejemplo: aquellos que morirán por no tener acceso al sistema de salud a pesar de haber cotizado por años. 

Otras formas tienen que ver con la corrupción, por ejemplo de los cuerpos de seguridad que asesinan despiadadamente por dinero, policías enrolados en el crimen organizado por ejemplo, y podríamos seguir sumando a todos aquellos que moriremos por daños a la salud por la contaminación, debido a malas políticas públicas o que por corrupción depredaron zonas naturales vitales.

Cada día me convenzo más que se trata de una política de la muerte, lo demuestra la impunidad de años, aún con las transiciones, aquellos que llegan al poder tienen que pactar para permitir que los factores necróticos sigan operando, el abogado suele ser parte de estos mecanismos.

La única solución es una despiadada pasión por la vida. No se puede escatimar ningún esfuerzo en el aula, en los foros, en los tribunales y en la burocracia; tiene que convertirse en una real gramática estructural por la vida; esas iniciativas maximizadoras, garantistas y supuestamente protectoras deben pasar constantemente por el juicio crítico so pena de convertirse en la enésima fórmula para mantener el sistema intacto, sólo la ironía y la popularización pueden servir para desenmascarar dichos mecanismos que normalmente se disfrazan de seriedad, de compromiso, de moralidad e institucionalidad, nada más dañino que aquello que llaman "regular" o "normalizado" detrás se esconde la manipulación, el adormecimiento, pero sobre todo la impunidad, quieren seguir haciéndolo como siempre lo han hecho, para salvarse sólo ellos. 

Y sí como han dicho algunos, el derecho hoy puede ser lo que queramos que sea, pues que sea diálogo, composición, paz, memoria, verdad para evitar que nos maten y poder seguir disfrutando esta vida que no es un abstracción, que no es dignidad hueca y vana, porque es nuestra, porque es caminar sin miedo, porque es respirar sin enfermedad, porque es amar, sin represión ni represalias.  

jueves, 25 de febrero de 2016

La historia del derecho, la justicia constitucional y las personas de carne y hueso: A propósito de Paolo Grossi





Por José Ramón Narváez Hernández

Paolo Grossi fue designado presidente de la Corte Constitucional italiana. Tal vez hay quien piense que era de esperarse, una gran carrera académica, un gran prestigio, un espíritu conciliador y una personalidad afable. Muchos recordaron que él mismo se dice historiador del derecho y por tanto, de profesión "conciencia crítica del derecho". Algunos más dirán, como Tomás y Valiente, de igual profesión y en un cargo similar (1), a la orilla del Estado, para corregirlo y hacerle ver sus errores, sus excentricidades, en fin, sus abusos. 

Grossi, el orgulloso florentino, quien hizo de su oriundez un estilo, el stile fiorentino, con alma de maestro, siempre dispuesto a dar un consejo a señalar un derrotero, una guía entrañable en el frío mundo académico, sus discípulos estamos todos, orgullosos de él, porque nos enseñó a amar a la academia.

Paolo, el historiador del derecho que miró en la pluralidad una solución a un discurso dogmático y vertical, que vio en la sociedad el origen del derecho y re-descubrió la complejidad del orden jurídico.

Tuve la oportunidad de acompañarlo un par de ocasiones en sus visitas a México, sus enseñanzas eran extrapoladas - a mi parecer afortunadamente- para identificar la riqueza del derecho de nuestros pueblos originarios, jamás él mismo lo mencionó directamente, pero a todos se nos figuraba que la pluralidad y la complejidad del derecho se encontraba en ese derecho consuetudinario vivo, que generaba ordenamientos, que materializaba sujetos de derecho olvidados y marginados por el absolutismo jurídico. Justo estábamos en Michoacán en alguno de esos poblados camino a Morelia cuando me dijo; vayamos al mercado, ahí es donde podemos ver al derecho en su existencia cotidiana, sus curiosidad antropológica se mezclaba con su afabilidad preguntaba a las personas, les sonreía, en Patzcuaro unas niñas indígenas de acercaron a jugar con nosostros.



De personalidad sobria, a penas comía algo prefería la naturaleza y me preguntaba por los nombres en español de árboles y plantas, algunas le recordarían a las que él mismo planto en su bosquecillo de Citille, en el Chianti Toscano, por donde alguna vez caminamos y en un ángulo sombreado me señaló una banca en la que concibió su obra el Orden jurídico medieval, más tarde visitamos la Villa Acurssio y volvimos a Florencia para la cena.



Cuando llegó a juez constitucional, siempre me pregunté cómo sería ese aprecio a la constitución italiana mezclado con la consideración de una consuetudo que en el fondo es también constituyente, en 2008 publicó un texto en el cual lo dijo abiertamente habría que contrarrestar la idea de "la sociedad, como masa neutra de innumerables hormigas, se transfigura articulándose en coagulaciones colectivas...que van a constituir un contrapeso a la soberbia del Estado" (1)

Tres elementos hay que agregar a la interpretación constitucional: la continuidad, la pluralidad y la carnalidad; la constitución representa ese devenir histórico que permite a la sociedad continuar su vida cívica, pero no puede percibirse esta vida como algo estático y unívoco, por el contrario la existencia de cada persona le da carnalidad al derecho, lo hace vivir de una manera particular, es una simbiosis entre la dignidad personal y la colectividad: 

Gracias a una confrontación ideológica autenticamente plural, en la Constitución los protagonistas del proscenio jurídico se desenmarañan: no más el Estado solo o sólo el individuo económico, sino más bien la persona y la comunidad solidaria en la cual la persona se integra; no más por sí sola la libertad individual abstracta que llega a premiar únicamente al poseedor sino más bien la libertad colectiva que procura al desposeído una dignidad no declamada y verbal sino efectiva (3)  
Existe de este modo una gran responsabilidad social del juez constitucional que debe pensar no en un sujeto abstracto, sino en personas de carne y hueso que viven en una sociedad compleja y dinámica.

Obviamente muchas otras cuestiones podrán empatar a la historia del derecho y el ejercicio hermenéutico de la justicia constitucional, pero me parece que la aportación de Paolo Grossi a ese segmento de la dogmática jurídica será fundamental en un corto lapso de tiempo.

Enhorabuena.

---------------------------------------------------------------------------------------------
(1) El otro caso es el de Carlos Ramos Núñez en Perú.
(2) GROSSI, Paolo, "Legalita Costituzionale nella Storia delle Legalita Moderna e pos-Moderna", en Giornale di Storia Costituzionale, 2008, vol. 16, p. 43.
(3) GROSSI, Paolo, "Pagina introduttiva (storia e cronistoria di Quaderni fiorentini)" en Quaderni fiorentini, vol. 31, Giufrré, Milán, 2001, pp.1-12. 

jueves, 4 de febrero de 2016

Fotomultas y cámaras de seguridad: la cultura del Gran Hermano



Alguna de las definiciones de derecho seguramente está ligada estrechamente a la idea de CONTROL. La aspiración -el deseo en términos lacanianos- de un sistema jurídico es la de provocar en los sujetos que lo componen una autolimitación. Reformas y reformistas siempre ponen más atención al efecto perfomativo del derecho y su aparato simbólico que a la infraestructura material que supondría su ejercicio, es decir, los operadores jurídico se preocupan más por "hacer creer" que el derecho repercutirá de alguna manera en la realidad, más que hacerlo existir, y hemos utilizado a propósito la palabra creer, porque el derecho es más un sistema de creencias, que un conjunto de acciones. El derecho son las sombras proyectadas en la caverna platónica, sí así es, es alienante, es manipulador. Tanto ha discutido la filosofía del derecho en torno a la coacción, el derecho debe ser desincentivante, ejemplar, aunque curiosamente la sociología diga que esto de poco sirve y el derecho parece así más bien un sistema sádico. 

Michael Stolleis escribió hace algunos años en El ojo de la ley, que el control que algunos sistemas religiosos propiciaban en los creyentes cuando pensaban que Dios los miraba y por eso se portaban bien, fue sustituido por la idea de que el Estado ahora asumiría esa función, incluso eso apareció en el frontispicio de la Declaración de Derechos del Hombre de 1789: ten estos derechos pero se sabedor que el Estado te mira y en cualquier momento podrá privarte de ellos bajo el supuesto de un Estado de excepción. 


La literatura distópica pudo en su momento jugar con esta premisa controladora, George Orwell en su celebérrima obra 1984 nos narraba como el Estado totalitario ficticio en el que se desarrollaba la historia presidido por El Gran Hermano, puso cámaras por todos lados para forzar a las personas a comportarse de acuerdo a los estándares esperados, repentinamente las cámaras también transmitían voz e imagen, la intención era hacerles creer que siempre se les veía. En este estado de paranoia, ya previsualizado por el jurista inglés Jeremy Benthan y llevado in extremis al análisis de las instituciones contemporáneas por Foucault, no importaba realmente lo que las cámaras grabaran ni la inspección detrás de ellas, porque eso requeriría a un ejército de funcionarios para procesar la información, sino generar el efecto de sentirse vigilado. 



Las cámaras van en aumento en nuestras sociedades de la desconfianza, pero aumentan más los señalamientos viales avisando de las cámaras la intención es sólo una: sentirse observado y eso ciertamente genera autocontrol, pero también es invasión, es tensión, y a la larga con la corrupción imperante, es violación de derechos e impunidad, unos serán inculpados injustamente y otros serán exculpados, también injustamente.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Star Wars y el Derecho





Y aprovechando la inercia un poco de ‪#‎FilosofiaPopulardelDerecho‬ en Star Wars, creo que es un buen pretexto para discutir de un montón de temas que nos preocupan en la actualidad, vamos a mencionar algunos esperando en breve convocar a un Mesa para discutirlos:
a) La idea de Justicia: la fuerza vs el lado oscuro. Existe un tensión que no es del todo maniquea entre estos dos conceptos, el propio Yoda le dice a Luke que no se trata de 2 fuerzas tirantes sino que el lado oscuro es el camino fácil para acceder a la dominación de los demás, es una descripción del autoritarismo.
b) La democracia: a los largo de la saga se enfrentan diversos sistemas políticos donde deambulan figuras parlamentarias y Estados de excepción.
c) El miedo como motor del lado oscuro: derivado de los 2 incisos anteriores, creémos que en la filosofía del derecho hace mucha falta discutir seriamente el papel del miedo en la creación del derecho.
d) El papel de la mujer en la política y la vida social: Tanto Leia como Padme nos presentan un paradigma de mujer distinto al esperado por muchos, Rey continua en ese sentido dando marterial para discutir.
e) La idea de orden jurídico-político: podemos observar temas como el de la soberanía, multilevel constitucionalism, relaciones entre comercio, derecho y política; creación de normas, federalismo, etc.
f) Interculturalidad jurídica: La República, el Imperio y el Nuevo orden interactúan con una serie de de pueblos como es el caso de los Ewoks que han conservado sus costumbres y en su momento participan en la resistencia.
g) Derecho alternativo o soft law: en muchos de los planetas del sistema, operan grupos clandestinos (como es el caso de Han Solo) o simplemente organizaciones sociales distintas que viven en la periferia tratando de sobrevivir (Tatooine o ahora Jakku).
h) Seguridad Pública: los Jedi constituyen un grupo élite encargado de mantener el orden, a través de su Consejo, toman decisiones como un tribunal y las ejecutan a través de un cuerpo especial que funge como policía y a veces como fiscales.
i) El derecho a la guerra: en algunos momentos se hace referencia a los justos títulos para hacerle la guerra a ciertos grupos disidentes, hay batallas que en realidad son genocidios, muertes de civiles. etc, que cambian el rumbo de la historia.
j) Bioética: No son muy recurrentes, pero hay menciones a procesos de biotecnología sobre seres humanos, la criogénesis sobre Han Solo, la creación de cyborgs como Anakin, etc. #‎StarWarsyderecho‬

lunes, 11 de agosto de 2014

Game of Thrones y el derecho






A mi amigo Juan Carlos Barrios

 Por José Ramón Narváez H.


En el recuento previo a la 4ª temporada, se hace énfasis en la espada, aquella que al inicio de la serie utilizó Ned Stark para ejecutar la sanción sobre aquel prófugo del muro diciendo que la ley debía cumplirse por sobre la compasión, inmediatamente vemos caer la cabeza del protagonista ausente de la serie, el propio Ned, quien a hierro mata, a hierro muere, un arco narrativo que hace honor a la justicia poética aristotélica, por lo que tiene que ver con el simbolismo, se asocia el derecho a la espada, en el primer caso, en el de Ned Stark como ejecutor, nos parece hasta cierto punto justo; en el segundo, en el de Ned Stark como ejecutado, parece un acto totalmente despótico. Se estructura entonces la trama, un poco maniquea, buenos contra malos, lucha por el poder e historias de venganza, todos los que ansían el poder mueren, otros permanecen en segundo plano, Daenerys Targaryen (Kalhisi) persigue fines nobles pero es inclemente y a veces hasta cruel en el uso de medios para conseguirlos, veremos como la trata el guionista. Acabamos de hacer una descripción breve sobre una de las series televisivas de más éxito en la historia de HBO, pero sobre el derecho hay mucho que decir, sobre todo las constantes referencias al derecho alto medieval: pactos feudo vasalláticos, ordalías, derecho sucesorio, huestes, la idea de honor e incluso la hospitalitas.


Comencemos de atrás hacia adelante, en la 4ª temporada hay un juicio más bien al estilo moderno, ciertamente la designación de jueces pareciera una crítica moderna al derecho del antiguo régimen pues en el imaginario hay la idea de que fue la modernidad la que aportó la idea de jueces imparciales, pero desde el derecho romano existe la figura de la recusación, pero además la pluralidad jurisdiccional medieval permitía la coexistencia de jurisdicciones y por tanto la revisión de los asuntos, el rey delega su justicia y es la última instancia, como sucede en la serie, el juicio en este caso es por traición y la conspiración ha llevado a culpar a un inocente, el tinglado se ha armado para asesinarlo como chivo expiatorio, los testigos son comprados o amenazados, eso es más bien moderno, el derecho medieval tenía otros propósitos distintos a los de la verdad procesal, más cercano a ello es el juicio del propio Tyron en el Nido del Águila a través de un desafío o combate y que se repetirá en esta 4ª temporada, en fin, que también podría decirse que la serie es pura ficción y no tendría por qué referir al derecho feudal pero es clara la influencia como son claros los estereotipos y lugares comunes sobre el imaginario medieval y es que tenemos también fresca otra obra contemporánea de la cultura popular que respeta de mejor modo la idea medieval como lo es El señor de los anillos pero en este caso particular tal vez se deba a que dicha filmografía se basa en la obra de un profesor universitario de historia medieval como lo es Tolkien. Juego de Tronos obedece más a una idea maquiavélica del poder que por tanto es moderna y más afín y cercana a nosotros –por ejemplo el caso del Banco de Braavos que invierte a todos los candidatos a rey para no errarle-, la ficción permite los anacronismos y las síntesis históricas y es válido por que se trata de cultura popular basada en imaginarios, en ese sentido son válidas las referencias a dragones y gigantes, pues no se trata de una obra informativa sino de entretenimiento, en otras áreas culturales podríamos hacernos las mismas preguntas, por ejemplo ¿sería posible con la ingeniería de ese supuesto momento histórico hacer un muro en el norte de los 7 reinos de esa magnitud? Y aquí los ejercicios hermenéuticos se tornan interesantes, es muy atractivo el planteamiento antropológico de la idea de los salvajes al otro lado del muro y la existencia de un cuerpo encargado de la seguridad pública de lo civilizado, encontramos en dicho ejercicio la existencia de disciplina militar, un sistema penal basado en una especie de readaptación social pues los culpables purgan condena sirviendo en el muro, hay paramilitares y guerrilleros del otro lado del muro, comandados por un exmilitar, empujados por otros que realmente si son salvajes o al menos eso parece, terroristas sobrenaturales que despersonalizan a humanos para formar su ejército, los caminantes blancos son la periferia de la periferia.

Juicio a Tyron Lanniester

Al igual que lo anterior, resulta también interesante la idea de multiculturalidad, la diversidad consuetudinaria e incluso religiosa permea la totalidad de la serie, aunque también es cierto que hay una condena vedada, porque frente a la religión de los 7 cielos está la religión del señor de la luz que tiene prácticas sanguinarias y genera fanatismo. Hay un planteamiento entre líneas que confronta racionalidad a religiosidad, aunque respetando el contexto no existe propiamente separación entre religión y gobierno pero lo religioso es dejado más de lado (vemos esporádicamente a ministros de culto y religiosos con poca participación) y relacionado más bien con la magia y hechicería.
Por último, hay constantes referencias a la justicia: en el templo de Desembarco del Rey donde la sucesión al trono se da y las bodas reales, hay una estatua de la justicia, quien sostiene la balanza es "El padre" que según la religión oficial del reino "La Fe en el Siete", es la primera de la deidades que tiene a su cargo la justicia y el juicio de los muertos, el autor de la novela George R.R. Martin, utiliza elementos de las religiones griega, romana y católica, esta representación de la justicia es muy cercana a la idea de Jupiter. Daenerys Targaryen en su lucha contra los esclavistas, continuamente hace referencia a una justicia lineal del ojo por ojo, no hay equidad ni misericordia en sus decisiones. En la 3ª temporada Tywin Lannister le pregunta a su nieto quien se convertirá en rey ¿cuál es la principal virtud de un gobernante? cuando él le dice que la justicia, el abuelo le narra la historia de un rey justo que murió acuchillado en su cama por lo que le dice que la virtud del gobernante debe ser la sabiduría, pero inmediatamente complementa, aquella que implica dejarse guiar, en este caso por el propio abuelo. En la 4ª temporada un hombre yace fuera de su casa que ha sido incendiada por ladrones, Arya Stark y e Perro Clagane le escuchan decir: yo siempre creí en la justicia, tu me das algo y yo te doy otra cosa a cambio (duo ut des) así logré hacerme de todas mis cosas, hoy eso ya no existe.


Detalle de las estatuas de la justicia

En fin, seguramente quedarán en el tintero muchas otras cosas, pero sirvan estas líneas de pretexto para analizar y disfrutar esta serie bien hecha y que ha dado pie para mirar el derecho desde la cultura popular.